GDPR Doble Opt-In vs. Opt-In simple:

Para usar el correo de alguien con fines comerciales es absolutamente necesario solicitar autorización para realizar el envío.
A esto se le denomina opt-in y es la base del permission marketing.
Detallando un poco más el concepto de Opt-in: su traducción al castellano es “optar por” y se denomina la acción de un usuario que se suscribe de forma voluntaria a una lista de correo, boletín o newsletter, a través de un formulario.
Seguir esta norma es básica, no sólo porque es ilegal no hacerlo, sino porque también te aseguras que la persona está interesada en tu contenido y puede llegar a traducirse en conversiones en tu sitio.
Ahora bien, además del opt-in, existe el doble opt-in, es decir, la doble confirmación.
Esto permite que en el proceso de captación puedas cerciorarte de que el email que te han proporcionado es válido. Para ello, les pides que verifiquen su dirección enviándoles un email al correo que te han facilitado.
La práctica del doble opt-in es una forma de asegurarte de que el correo que obtienes es el correcto. Es un proceso más complicado, pero te asegura que el usuario está interesado y que te ha dado sus datos correctos. Esto significa que dejamos fuera direcciones erróneas o de usuarios fraudulentos, que están usando el email de otra persona.
Sin embargo, muchas empresas deciden no utilizar el doble opt-in por miedo a que muchos registros se queden por el camino y no completen el proceso. Pero, lo que no están valorando es que esta práctica proporciona calidad del registro.
Es aquí donde tenemos que hacernos la pregunta de si apostamos por cantidad o calidad.
Desde Viachannel lo tenemos claro, nosotros apostamos por Doble Opt-in sin duda. ¿Y tú?