NuromarketingEl Neuromarketing y su influencia en el comportamiento del consumidor está muy presente en qué compramos y cómo lo compramos. Acciones cotidianas, que tienen toda una ciencia detrás, que anticipa los pensamientos y reacciones humanos ante estímulos enfocados hacia la compra.

El Neuromarketing es una disciplina que tiene como objetivo investigar y estudiar los procesos cerebrales que condicionan la conducta y toma de decisiones de las personas.

¿Qué motiva a comprar? ¿Qué lleva a comprar un producto en vez de otro?

Los expertos destacan 2 factores clave que influyen en nuestras decisiones de compra: los estímulos exteriores (percepciones visuales, auditivas y del tacto) y nuestros deseos (emociones y motivaciones).

La finalidad del uso de estas técnicas en marketing es averiguar a qué estímulos las personas prestan más atención y a cuáles no. Lo que se trata en este sentido es de comprender más y mejor a las personas.

Pensemos en un supermercado y veamos cómo nada es casual y todo está pensado con el objetivo claro de vender.


Neuromarketing en un supermercado:

  1. La localización

    Los productos más importantes suelen estar situados en la parte más alejada para que tengas que recorrerte todo el establecimiento hasta llegar a ellos, y de paso aprovechar para seducirte con otros productos.

  2. La posición del producto

    Normalmente los productos más caros están situados a la altura de los ojos y al alcance de la mano. Si queremos el que es más barato, tocará agacharse o esforzarnos para cogerlo.

  3. La percepción visual

    Hay tiendas que están iluminadas con una luz blanca para dar sensación de amplitud y tranquilidad. Mientras que otras son más oscuras, fijando la iluminación en productos que se quieren destacar.

  4. La percepción olfativa

    En muchas ocasiones se nos ponen reclamos olfativos, como puede ser la zona de panadería y pastelería, para que el olor nos atraiga a la compra.

  5. La percepción auditiva

    La música suele acompañar nuestras compras, su ritmo y cadencia influyen en nuestro ánimo y en el estilo de compra. Basta ver la diferencia entre la música tranquila y lenta que encontraremos en un supermercado o la música animada y con ritmo que encontramos en las tiendas de ropa. El efecto que buscan en el súper es que compremos relajados para que compremos más. Mientras que, en las tiendas de ropa, sobre todo las que se dirigen a público joven, quieren dar sensación de alegría y fiesta con ritmo frenético para acelerar las compras.

  6. El precio

    Quizá nos preguntemos por qué casi todos los productos acaban en decimales. Pues porque la gente tiene sensación de que es más barato, aunque la diferencia sea de un céntimo. Sabemos que el precio es igual, pero ese céntimo de diferencia les da ventas a los negocios.

  7. Orden dentro del caos

    En época de rebajas sabemos que los productos suelen estar más desordenados de lo habitual por el inusual trasiego en busca de la mejor oferta. Pues muchas veces los comercios aprovechan que el desorden se vea como una oportunidad y que el cliente reconozca el desorden con precios rebajados.

  8. Los carritos de la compra

    Son carritos grandes no por comodidad, sino para poder llenarlos más. También nos habremos dado cuenta del habitual mal funcionamiento de sus ruedas. Lo que quizá no sepamos que esa tendencia a girar que tienen sea para que frenen de cara a las estanterías de los productos.

  9. Inducir a la compra

    A veces no tenemos pensado comprar una cosa y la terminamos adquiriendo por su estratégica situación. Quién no ha comprado unas pilas o unos chicles cuando está pagando. El producto, su situación y el momento de la compra son una buena combinación.

  10. Refuerzos del producto

    Hay veces en las que se colocan elementos que refuerzan las características o sensaciones que da un producto. Podemos pensar en los vaporizadores que encontramos en los supermercados, que refuerzan la sensación de frescura de pescados y verduras.

  11. Promociones

    Y por supuesto, no podemos olvidar las promociones: 2×1, 50% de descuento, sorteo de un viaje, etc. Las promociones o las ofertas, nos animan a comprar, muchas veces más de lo que necesitamos, simplemente por la sensación de estar ahorrando, o por la esperanza de ganar algo.

Como veis, el Neuromarketing está mucho más presente en nuestras decisiones de compra de lo que pensamos. Seguro que con los ejemplos prácticos que hemos visto, la próxima vez que vayas a un supermercado, te fijarás en todas estas que hemos repasado y alguna más que seguro que encuentras si te fijas bien. Somos Viachannel, somos marketing promocional. Ponte en contácto con nosotros y te ayudamos a hacer una campaña de marketing promocional. Puedes usar nuestra calculadora para ver que ROI tendría para ti una campaña promocional.

¿No sabes como encajan las “Big Promos” o las “Quick Promos” en tu campaña?

PREGÚNTANOS SIN COMPROMISO