Un CRM (Customer Relationship Managment) nos permite disponer de toda la información de nuestros clientes o posibles clientes centralizados en un único lugar. Podemos saber muchas cosas de ellos: cómo se llaman, dónde viven, sus hábitos de compra, su edad, etc. Ahora veremos como la unión entre CRM y el marketing promocional es muy útil

Ahora bien, si contamos con toda esa información, ¿por qué no lo usamos en nuestro propio beneficio?

Peluquería y sus clientes

Imaginemos que somos una peluquería de barrio y pensemos un momento en nuestros clientes.

Por lo general, sabemos mucho más de ellos de lo que creemos. Conocemos su nombre, sabemos los tratamientos que se hacen, el ticket medio de su compra, los días que frecuentan el local, e incluso seguro que sabemos hasta su cumpleaños.

Pues bien, si todo esto lo tenemos centralizado en un CRM, la información es tremendamente valiosa. Así que imagina todo lo que podrías llegar a hacer: descuentos especiales por cumpleaños, ofertas en sus tratamientos favoritos, incentivar que traigan a un amigo con descuentos especiales, y un largo etc.

Parece fácil, ¿no?

Pues la realidad es que muchas, muchísimas empresas se lanzan a la aventura de hacer promociones porque sí. Sin un objetivo claro, sin saber lo que ya tienen, y sin ni siquiera pensar qué harán con lo que consigan.

Por ello, cuando decidimos realizar una promoción debemos preguntarnos cuál es nuestra necesidad real, para definir el objetivo final.

OBJETIVO: ¿Qué pretendo conseguir con esta promoción?

  • Captar nuevos clientes.
  • Convertir a mis posibles clientes en clientes finales.
  • Fidelizar a mis clientes ya existentes.
  • Aumentar el ticket medio de venta.
  • Conocer más sobre sus hábitos.
  • Etc.

Una vez que sabemos qué queremos conseguir con la promoción, debemos mirar la información que ya disponemos y ver en qué nos puede servir. Por ejemplo:

  • Ubicación: si la mayor parte de mis clientes están en Madrid, lo lógico es que la promoción se ubique en Madrid. A no ser que lo que queramos sea captar clientes de otras ciudades.
  • Última vez que han comprado uno de mis productos/servicios: si ha pasado más de un año sin comprar mis productos, tal vez sea un buen momento para recuperar a ese cliente con alguna promoción exclusiva.
  • Ticket medio: podemos dirigirnos a aquellos clientes que tienen un gasto medio un poco bajo. Para tratar de aumentarlo con ofertas tipo 3×2 o regalo de un producto por la compra de otro, etc.

Y es que no podemos olvidar que la INFORMACIÓN ES PODER. Y, muchas veces gran parte del trabajo ya lo tenemos hecho. Por eso, si analizamos bien nuestra base de datos podemos definir mejor nuestra estrategia, realizar promociones exitosas, y conseguir una comunicación adecuada con clientes y posibles clientes.

CRM y el Marketing promocional

Una vez que tengamos definida la promoción (objetivo, mecánica, oferta), debemos conectarla con nuestro CRM. Tanto para extraer los datos necesarios para realizarla, como para volcar los datos que consigamos con objeto de la promoción.

La forma más eficaz y fiable es tener un sistema de promociones conectado con el CRM. Durante años hemos visto como miles de promociones se quedaban inservibles. Guardadas en ficheros Excel cifrados, que nadie nunca más volvía a abrir. Por eso desde Viachannel, insistimos la necesidad de estar conectados para conseguir resultados de valor.

En el mercado existen muchos CRM de pago y gratuitos (SugarCRMZohoSalesforce), que permiten que cualquier empresa, ya sea pequeña o grande, tenga la posibilidad de disfrutar de su propio CRM. Y es que los datos son igual de valiosos para todos. Y en Viachannel los sabemos bien y podemos conectarnos con cualquiera de los CRM existentes para conseguir realizar una promoción de éxito. Además, con nuestra calculadora puedes calcular el ROI que te generaría una campaña promocional nuestra.

¿Quieres saber cuanto valor te aporta una campaña de Marketing Promocional?

CALCULA EL ROI